Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 8 de mayo de 2019.

La cultura cuenta con esa dualidad de ser temporal y atemporal, en los últimos años, investigadores, músicos y ahora bailarines se han dedicado al rescate de “las músicas” y del “fandango” para demostrarle al resto de la república y al mundo, pero sobre todo para preservar lo que es nuestro y en #NuestraGranFiesta no podía faltar estas expresiones, por eso a cargo de Tecuexes y el ballet de Arandas este 5 de mayo en la Plaza Morelos se reconstruyó una escena de a principios del Siglo XX.

Los ciudadanos de mayor edad (entre ellos Rosendo Llamas Aviña) se congregaron en este espacio público para añorar aquellos años en los que en sus ranchos y con el peligro de ser descubiertos por el Estado, se reunían para celebrar la vida; los jóvenes se acercaron para recordar a sus ancestros y los turistas que nos visitaban, se movieron por el ritmo y baile tan pegajosos, con esa letra tan distintiva, pícara y llena de albur.

Tecuexes demostró una vez más nuestra identidad y cómo es que se divertían nuestros ancestros.

#Tepabril2019