El tesoro está en su gente.