Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 22 de octubre de 2016.

“Voy tratando de dejar mi mensaje, que la gente sepa que hay personas con discapacidad y que ellos también merecen ese respeto, el respeto de la sociedad, invito a las familias que tienen hijos discapacitados y que los tienen adentro, que no los dejen adentro porque así no los van a ayudar, al contrario los están haciendo más rezagados y cuando un familiar se vaya de este mundo se van a quedar solos”, dijo Mario Dávalos el sábado  por la tarde en el espacio que fue abierto para que hablase de su causa en la Plaza de Armas.

Mario Dávalos llegó a Tepatitlán desde Zapotlanejo por carretera aproximadamente a las 3:00 p.m., con la diferencia con el resto de viajeros de que él lo hace en una silla de ruedas adaptada con velocidades variables (como las bicicletas) y que su ruta es a través de toda la República Mexicana, con una extensión de 13 mil metros.

Las autoridades municipales expresaron su admiración para tan peculiar personalidad, además de su afinidad con la causa que persigue:

 “Ustedes  se adaptan a las problemáticas de los municipios, en lugar de que nosotros nos adaptemos a sus problemáticas, esto nos da una razón para trabajar, para darles un mejor nivel de vida, nosotros estamos a un minuto de tener cualquier discapacidad, debemos de ponernos en los zapatos de los demás, Tepatitlán es tu casa”, dijo el Presidente Municipal, el Dr. Hugo Bravo Hernández, quien además reconoció que los límites son impuestos por la misma persona e hizo una analogía con los tepatitlenses, cuya característica es su persistencia por sus metas.

“Para mí es un ejemplo para cuando me quiera ganar el desánimo, la flojera o el por qué otros tienen y yo no” comentó la Regidora María de Jesús Gómez Carrillo, luego de señalar el esfuerzo que requiere esta travesía aún en automóvil.

“Te llevas nuestra admiración y nuestro respeto”, le comunicó Cristina de Alba Lupercio, Directora de Desarrollo Humano y Social.

Por su parte, Mario compartió parte de su historia a la población “a veces yo digo que ser así como soy, se lo debo a mi abuelita, ella nunca me trató como persona discapacitada, ella se iba a trabajar y me dejaba un kilo de arroz y un kilo de frijoles, ella me decía ahí está, si quieres comer, vas a comer y yo me arrastraba y yo me preparaba, me iba en mi carreta, cuando era yo niño, ella hacía por enseñarme porque algún día ella se iba a ir de este mundo y me iba a dejar así”; además habló de la razón por la que viaja sólo “quise unir fuerzas, porque la unión hace la fuerza, pero desgraciadamente en mi causa nadie quiere unir la fuerza, porque se necesitan intereses, aquí hay mucha gana de echarle ganas” y con respecto a los tepatitlenses, le pareció una población muy atenta y positiva.

Mario Dávalos es oriundo del Puerto de Veracruz  y en esta ocasión está realizando un recorrido nacional en silla de ruedas desde Guasave, Sinaloa a Cancún, para después llegar a Los Cabos, el motivo de este viaje es la búsqueda del respeto a las personas con discapacidad: que se respeten las rampas, los estacionamientos para personas con discapacidad, los baños.

Dávalos participaba en maratones en sillas de ruedas, fue campeón olímpico en la década de los 80’s en natación en mariposa, pecho, torso y crawl en juegos nacionales. Para este recorrido ha adaptado su silla, ya que se había cansado de los anteriores en silla de ruedas, le ha colocado sonido, luces, baterías, cambios.

Esta ruta es la que ha representado un reto más grande, puesto que los caminos han sido más extremos y el clima más radical.

“Yo nunca me preocupo por si voy a tener hospedaje, me preocupo por lo que busco (mejores condiciones para las personas con discapacidad)” Mario Dávalos.

“Amar a Tepa”

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes