Tepatitlán de Morelos, Jalisco; a 22 de enero de 2019.

 

Ante el actual escenario que vivimos en Tepatitlán con el desabasto de gasolina y las compras extraordinarias que algunos ciudadanos hacen para almacenar o transportar combustible para otros vehículos, es que el Gobierno Municipal de Tepatitlán, a través de la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos, hace de su conocimiento que está prohibida la venta de combustible en las estaciones de servicio y autoconsumo en recipientes que sean susceptibles de afectaciones por la acción de los hidrocarburos, que carezcan de cierres herméticos y envases destinados a bebidas de consumo humano; esto es según el artículo 65 fracción V del Reglamento de la Ley de Protección Civil del Estado de Jalisco en Materia de Seguridad y Prevención de Riesgos en Establecimientos de Venta, Almacenamiento y Autoconsumo de Gasolina y Diesel.

 

Los riesgos principales a los que se expone la ciudadanía al transportar gasolina en garrafas y /o dichos recipientes son:

  • Por ser el plástico un material aislante de la electricidad, la probabilidad de almacenar la electricidad estática que se produce durante su movimiento, e incluso durante su llenado con gasolina, es muy alta, lo que significa que en cualquier momento puede ocurrir la descarga de dicha energía y generar una chispa.
  • El transporte de altas cantidades de gasolina en garrafones, hace que su manejo sea difícil y el contenedor de plástico puede sufrir daños y fuga de gasolina; por consiguiente, el derrame y la formación de una atmósfera explosiva, que en presencia de una fuente de ignición causará daños.
  • En caso de fuego, el garrafón pierde su capacidad de contención.
  • Los garrafones no están diseñados para guardar herméticamente los fluidos, por lo que hay altas probabilidades que los vapores de combustible se estén fugando por la tapa.
  • Los garrafones de plástico no están rotulados con las medidas de advertencia y seguridad para la gasolina, al utilizarlos de nuevo para almacenar agua potable, puede ocasionar un accidente por su ingestión o inhalación.
  • El transporte de gasolina en garrafones de plástico usando vehículos ligeros (bicicletas, diablitos, triciclos, motocicletas, etc.) se considera inestable y por lo mismo muy riesgoso.
  • Recordemos que los componentes de la gasolina son entre otras cosas, altamente inflamables, tóxicos y con alto poder de hacer daño a las personas y su patrimonio.

 

Pedimos a la ciudadanía reflexionar sobre lo anterior, evitar almacenar y transportar gasolina en dichos recipientes; juntos cuidemos de tu persona, tu familia y tu patrimonio.

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes