Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 30 de noviembre de 2018.

Cuando la amenaza es grande como el deterioro al medio ambiente es hora de unir esfuerzos, así, titulares de los Espacios de Cultura del Agua (ECA) de los municipios de Ocotlán, Jalostotitlán, Tlajomulco de Zúñiga, Jocotepec, La Barca  y por supuesto de Tepatitlán, unieron esfuerzos para iniciar a nuevos “Guardianes del Agua” este viernes en el Instituto Ana María Casillas, formándolos e informándoles de los peligros y cómo enfrentarlos.

Con actividades variadas fueron abordados 25 menores de entre 2 y 16 años, por parte de ASTEPA (Agua y Saneamiento de Tepatitlán), se les presentó una obra de teatro en la que luego de una sensibilización hicieron el juramento en el que prometieron cuidar el agua y los árboles, así como juntar la basura y recordarle a los demás la necesidad de estas prácticas. Una vez presentados estos votos recibieron pulseras con las que recordarían este compromiso por parte de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

CEA trajo a Tepatitlán material para realizar algunas manualidades la primera actividad consistió en colorear un dibujo en el que figuraron ecosistemas acuáticos de manera superficial y en la segunda, adornaron un plato y representaron un ambiente subacuático, que aún cuando no los vemos de manera constante son muy importantes y estos organismos necesitan del cuidado de su hábitat desde nuestros hogares.

“Nadie ama lo que no conoce” y desde que vivimos en urbes, es más grande la brecha entre el ser humano y la naturaleza, nos hemos separado de las actividades económicas primarias y en muchas ocasiones, no apreciamos a los demás seres vivos que nos acompañan. María del Refugio González Baltazar, Coordinadora de Educación y Cultura Ambiental llevó pequeños esquejes de amaranto, tierra y macetas para que los niños y quienes los acompañaban pudieran transplantarlos, para después adoptarlos; además, el equipo de Tlajomulco de Zúñiga acercó animales endémicos de distintas regiones para que los nuevos guardianes del agua pudieran conocerlos en vivo; al terminar la charla ya sabían dónde encontrarlos, de qué se alimentan y su estado de conservación, pero sobre todo que ningún animal es una amenaza si no se le provoca.

El ingenio, la creatividad y ver nuestras costumbres de manera distinta son el camino de crear una nueva cultura del agua y del medio ambiente; nuestros recién iniciados Guardianes del Agua se pusieron a prueba en un juego en el que se retrataban retos de la vida cotidiana  y ellos debían idear la manera de cuidar nuestros recursos naturales y en equipo, compartir los conceptos básicos y datos del planeta en el que vivimos.

Para concluir esta jornada la Comisión Estatal del Agua reconoció a todos los buenos hombres y mujeres que promueven la consciencia en los menores, fomentando el desarrollo sustentable y que ellos a su vez trasmitan estos conocimientos en #LaPerlaDeLosAltos. Muchas gracias a todos los municipios participantes, esta es una lucha que trasciende.

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes