Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 8 de abril de 2016.

Representantes de los distritos 02 y 03 del Estado de Jalisco se reunieron para tratar con la comunidad científica uno de los temas más importantes para la regiones de Los Altos y El Bajío: el aprovechamiento de las aguas del Río Verde; recurso natural que aún cuando se tiene considerado como renovable, el uso, abuso y mal manejo de la humanidad ha fomentado que su reincorporación al ecosistema sea más lento que su consumo.

En la reunión del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua del Estado de Jalisco (OCGIAEJ), especialistas en la materia expusieron tanto a diputados federales, como locales y a los presidentes municipales de ambos distritos, la problemática en la que se ve inmersa la Región de los Altos y que afecta en mayor medida a la parte del sur, y es que el Estado de Guanajuato pretende hacer un trasvase del agua del Río Verde y la Presa del Zapotillo.

Durante más de una hora fueron expuestos datos interesantes por parte del Ing. Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, Coordinador del OCGIAEJ, acerca de la repercusión ambiental que se tendrá, ya que el aumento en la temperatura ambiental será de por lo menos de 4.5 ° C al inicio del trasvase, convirtiendo esta región natural de semidesértica a desértica. Mediante un esquema expuesto se demostró el proceso que llevará el agua para ser puesta a disposición de nuestro estado vecino y la manera en que regresará a Jalisco, siendo reincorporada mediante el Río Lerma (en el que corre agua contaminada), hasta la Laguna de Chapala.

En la exposición pudieron observarse también, estadísticas acerca de la disponibilidad del agua en las últimas décadas en la región, así como la variabilidad en la cantidad de agua precipitada, siendo imposible tomar en cuenta la media, ya que la variación en los datos, requiere tomar en cuenta la dispersión y tener cuidado con las reservas.

Como contexto, fueron presentados fragmentos de la gaceta del Estado de Guanajuato y algunas entrevistas en medios de comunicación, donde se pone en evidencia que no hay necesidad en el mismo, así que el agua obtenida del Río Verde se volvería la de primer uso, resguardando la propia para ser utilizada en caso de sequía.

Las diputadas Evelyng Soraya Flores Carranza, Representante del Distrito 02 en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión; María Elena de Anda Gutiérrez, Presidenta de la Comisión de Administración; Mónica Almeida López, Presidenta de la Comisión de Desarrollo Rural y el Diputado Felipe de Jesús Romo Cuéllar, expresaron su compromiso para luchar por éste que no es un deseo, sino que una necesidad básica, ya que el impacto de una mala decisión puede propiciar un declive económico y social, comenzando una cadena que vaya desde la sequía, dosificación de agua, baja de producción, despido de personal, cierre de empresas, incremento en índices de delincuencia y la falta de ingresos suficientes a los hogares.

“Los alteños siempre nos hemos caracterizado por luchar por nuestros derechos, no estamos pidiendo que se nos trate mejor, sólo que se nos dé lo que nos corresponde” dijo Cuéllar.

Fue el momento de que los presidentes municipales de los distritos 02 y 03 tomaran la palabra, quienes prometieron documentarse más al respecto, leyendo un recopilado que se les entregó con los datos completos de la investigación y apoyar la causa. Leticia Leal Moya, Rectora del Centro Universitario de los Altos, se refirió a la importancia de tener consciencia de que el agua no se produce mágicamente y que si se detiene el escurrimiento en alguna parte del caudal, no llegará a su siguiente destino.

En esta reunión estuvieron presentes los titulares de obras públicas y organismos encargados del agua de los municipios de los distritos 02 y 03, así como los representantes de la Contraloría Social del Acueducto El Salto-Tepatitlán.

“El inicio es amar a Tepa”

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes