Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 12 de octubre de 2019.

 

Con honores a la bandera celebramos un aniversario más de aquel accidental descubrimiento de un continente completamente nuevo, Cristóbal Colón descubre América en un intento por crear nuevas rutas de comercio con los países ricos en especias, jamás habría imaginado que lo que encontraría sería tierra totalmente desconocida para los pobladores del viejo continente.

La escolta de Seguridad Pública se encargó de trasladar nuestro Lábaro Patrio hasta el lugar de su izamiento en la Plaza Morelos, acompañados de servidores públicos, elementos de Seguridad Pública, alumnos, profesores y padres de familia de la escuela Lázaro Cárdenas T/V y la Lic. María Elena de Anda Gutiérrez, Presidente Municipal de Tepatitlán.

“Hoy conmemoramos el 527 aniversario del descubrimiento de América, el encuentro de dos mundos y origen de nuestra identidad cultural. Es un día importante para el continente americano y en especial para nuestro país como uno de los más ricos del mundo en cuanto a diversidad cultural, como mexicanos debemos hacer una profunda reflexión y un diálogo intercultural acerca de los derechos de los pueblos indígenas; reflexionar, criticar y analizar sobre nuestro origen nos permite, al conocer nuestro pasado, comprender nuestro presente para proyectar de mejor manera nuestro futuro.” dirigió a los presentes la Primer Edil.

Momentos después, las autoridades municipales se trasladaron hacia la Plaza de la Esperanza, anteriormente conocida como Plaza Colón, para depositar un arreglo floral al pie del busto de este reconocido personaje. En la plaza, la Escuela Primaria Manuel Navarro acompañó el homenaje con gran respeto.

El Lic. Rubén Cuevas y Martínez, Coordinador de Reciclaje, relató la reseña histórica que compartimos a continuación:

La búsqueda de una alternativa para llegar a Catia y Zipangu, la tierra de las especias y “buscar el levante por el poniente”, fue el principal motivo para que la Corona Española financiara la aventura del genovés Cristóbal Colón, quienes otorgaron tres carabelas: La Niña, La Pinta y La Santa María, y este embarcó en agosto de 1942, con una tripulación de casi un centenar de hombres.

Colón partió de Europa para cambiar la historia de la humanidad. Durante la travesía, la tripulación de Colón comenzó a dar muestras de descontento, ya que al paso de los días no se veía ninguna señal de tierra.

Hacia finales de septiembre, hubo conatos de motín, que a pesar de todo no llegaron a más. Después de dos semanas de absoluta tensión, el 10 de octubre, fueron avistadas gaviotas, señal inequívoca de que estaba cerca la costa.

Llegaron y no específicamente era Asia, ni alguno de los lugares descritos por Marco Polo, sino al continente americano, descubriendo el nuevo mundo.

Cristóbal Colón y su tripulación desembarcaron en la isla Guanahaní, bautizada como San Salvador, en la región de las Bahamas, sin saber que habían llegado a un territorio desconocido para los europeos.

Este hecho ha sido llamado también el choque de dos culturas, el combate entre las concepciones ontológicas del mundo y el inicio de los intercambios comerciales, poblacionales y de ideas entre el Occidente; Europa y América.

En la Nueva España como se le llamó después, se rompería el linaje hispano y la pureza de sangre con el mestizaje entre los numerosos estamentos y razas durante los tres siglos de colonización.

José Vasconcelos argumentó que ninguna raza retorna, “la mezcla de sangres se sigue consumando”, por lo que el descubrimiento de América y la celebración de nuestras razas es la fiesta de la identidad de nuestros pueblos en el tiempo.

Alfonso XIII estableció esta fecha como “Fiesta de la Raza”, y más tarde, en enero de 1958, el gobierno español le llamó “Día de la Hispanidad”.

 

#LaPerlaDeLosAltos

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes