Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 27 de septiembre de 2017.

Servidores Públicos, ciudadanos en general, alumnos, maestros y directivos de la escuela primaria Raúl Padilla, se reunieron en la Plaza Morelos para rendirle honores a nuestro Lábaro Patrio en conmemoración de la consumación de la gesta independentista en 1821.

Fue la escolta de la misma institución la encargada de llevar la Bandera Nacional para ser izada a toda asta, recordando la victoria del Ejército Insurgente y su entrada triunfal en la Ciudad de México.

“Conmemoramos la consumación de una gesta gloriosa que nos dio patria y libertad, que nos brinda la oportunidad de levantarnos como un pueblo libre y soberano, dependerá de todos los mexicanos que la conservemos para siempre, pues son los valores, ideales y principios de mujeres y hombres que nos dan identidad nacional, valores que tienen vigencia en nuestros tiempos”, fueron las palabras del Profr. Armando Preciado Ramírez, Director de Educación de Tepatitlán.

La Lic. María Guadalupe Ramírez González, Coordinadora del Programa Oportunidades, nos compartió la siguiente reseña histórica:

En el año de 1820, tras diez años de guerra, la causa de la Independencia parecía ir perdiendo fuerza y sólo algunos guerrilleros, entre ellos Vicente Guerrero, resistían la causa.

En algunas partes se celebraban juntas clandestinas para idear nuevos proyectos contra el nuevo orden político, pero sólo uno de ellos se realizaría, el de Agustín de Iturbide.

Las circunstancias que prevalecían tanto en el territorio novohispano como en la Península Ibérica favorecían el proceso de emancipación. Iturbide tomó su nuevo mando como General de los ejércitos del sur con la idea de independizar a nuestro país de España.

El 24 de febrero de 1821 proclamó un documento conocido como Plan de Iguala, cuyos principales postulados eran garantizar la religión católica, lograr la independencia de una monarquía constitucional, conservar la paz, la unión de americanos, europeos y haría la convocatoria conducente a redactar una nueva Constitución.

Iturbide desplegó una hábil campaña, tanto diplomática como militar, que en menos de un año consiguió lo que no se pudo hacer en toda una década de guerra. El Plan de Iguala logró la adhesión de los mandos y tropas realistas e insurgentes, con los que se formó el ejército de las tres garantías que salvaguardaron el Plan de Iguala y la independencia.

En julio de 1821 llegó a Veracruz el nuevo Virrey, Juan de O’Donjoú, quien convencido del éxito y la fuerza del movimiento de Iturbide firmó con él los Tratados de Córdoba que otorgaban a México su Independencia.

El 27 de septiembre, el Ejército Trigarante hizo su entrada en la capital entre la alegría de la población y el 28 de septiembre se firmó el Acta de Independencia.

Amar a Tepa.

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes